15 feb. 2011

En construcción (Disculpen las molestias)

Fui posponiendo todas las cosas,
ocultándome entre las ramas de algún amor precipitado,
escondiéndome entre el efímero calor
de las buenas palabras de amigos que me quieren ver bien,
huyendo siempre hacia delante,
evitando ver lo que tenía dentro,
tratando de dar al destino con la puerta en la cara
pero tuve que rendirme.
No pude eludir la cita que tenía conmigo
y tuve que bajar hasta el fondo de mi mismo
igual que un hombre que baja al cuarto de calderas sin linterna.
Allí estaban mi tendencia a agradar al resto tapando el miedo a que no me quisieran,
mi necesidad de demostrar que soy inocente sin saber nunca de qué,
un hueco en la pared hecho de ilusiones rotas,
los miedos que nos inculcaron nuestros padres,
que les inculcaron a nuestros padres,
que les inculcaron a sus padres,
el rencor que me dejó un sueño que no pude cumplir,
las expectativas hechas pedazos
y decidí no tratar de achicar el agua de ningún Titanic,
no quise correr, decidí sentarme a mirar
y ver que toda esa porquería también forma parte de mi
y no quise recogerla y tirarla por la ventana
sino entender de dónde venían
y perdonarme por no ser perfecto
y por eso no tiene final este poema,
porque estoy en ello.

20 comentarios:

  1. mmm... todo esto me suena... la única ventaja es que cuando tocas fondo ya sólo puedes volver a subir.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de veras de que no tenga final, nada acaba nunca, lo queramos o no somos parte y consecuencia de la historia, de la nuestra y la del mundo.

    Es agradable y estimulante encontrarse con gente que no cierra los ojos y mira más allá de la puerta y las ventanas, eso sí, después de haber mirado dentro del cuarto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí me ha gustado mucho y en eso ando... Besos Lindo!

    ResponderEliminar
  4. Parece ser que son costumbres adquiridas, tío...
    ¿Sabes una cosa? Aunque el sótano es un lugar húmedo y oscuro... no debemos pasar por alto ese lugar... porque sigue ahí. No nos agrada, pero hay que tener consciencia de ello...

    ResponderEliminar
  5. cuántas visiones puede haber de un solo texto....
    Según las circunstancias de cada uno.. según la frase o la palabra que más nos llame la atención en un momento determinado...
    Según las ganas que tengamos de prestar atención...

    ResponderEliminar
  6. La perfección es la inquietud constante de los sentimientos.
    Es crecer por dentro.
    Mejor estar en construcción y vivir envuelto en puntos suspensivos que ser perfecto y dejar de crecer.

    ResponderEliminar
  7. Marwan tiene blog... Que loco...
    Abrazos desde una montañita verde en Argentina.

    ResponderEliminar
  8. Marwan tiene blog... Que loco...
    Abrazos desde una montañita verde en Argentina.

    ResponderEliminar
  9. "Rellenamos el cráter de las bombas
    Y de nuevo sembramos
    Y de nuevo cantamos
    Porque la vida jamás se declara vencida" (poema anónimo vietnamita)
    Lo bueno de estar en construcción es que todavía, a pesar de todo, o quizás por todo... todavía estamos vivos...
    Carmen

    ResponderEliminar
  10. Genial como siempre.
    Nos vemos en Pozuelo,
    Teresa
    http://madriddepingo.blogspot.com/2011/02/noche-de-concierto-con-marwan.html

    ResponderEliminar
  11. Y después de haberlo aceptado descubres lo rico que se siente tener libertad para equivocarse.

    ResponderEliminar
  12. ufff por cosas asi me encata leerte.
    Esto no termina como bien dices, en estos tiempos en que vivimos la vida apresurada casi no nos detenemos a escuchar nuestra voz y nuestro silencio. Tenemos muchos miedos por los que luchar y muchas cosas por cambiar, se camina, se aprende y cambia.
    besotes

    ResponderEliminar
  13. A me me pasa con tu blog como con tus conciertos; me cabrea que solo haya mujeres (con una excepción :) ). Pero supongo que principalmente me molesta por obligarme a reconocerme en algún cliché de esos que detesto. A mi tampoco me ha quedado remedio al final que ver en mi parte de todo eso contra lo que uno protesta y, a veces, hasta lucha. No suelo comentarte (me gustan los reconocimientos cuando faltan y a ti te sobran), pero será que vengo de un concierto tuyo, o que me juntó con este poema.

    Un abrazo.

    PD: y saca disco ya, coño! ;)

    ResponderEliminar
  14. Me siento muy identificado con tus versos y con su no final.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Lo leo y lo vuelvo a leer y me gusta cada vez más, y es cada vez màs mio

    ResponderEliminar
  16. Me siento tan identificada....al fin y al cabo la vida es la gran obra en construcción, la construcción de ese yo que en realidad somos....

    ResponderEliminar
  17. Pasé a saludar.
    Heroso tu espacio.
    Yeli

    ResponderEliminar
  18. Me gusto mucho, he sentido mi vida y el dolor que existe en ella atravez de tu obra, me he analizado sin critical y me he perdonado, solo soy el resultado de lo que mis antepasados vienen arrastrando, estas inseguridades, esos temores, así como tambien cualidades buenas que en realidad pocos aprecian y solo a algunos interesan.
    Gracias por compartir. Me gusto leerte y espero leer más de ti.

    ResponderEliminar
  19. Disculparme y agradecerte.
    Hace años...muchos años, te escuche en un pequeño teatro en Fuenlabrada, con Luis Ramiro, David Díaz, Jordi...no recuerdo quién más estaba. No sé si por tus nervios de cantautor novel, o mi realidad de aquel tiempo pasado....no entendía tus letras, y menos tus chistes.
    Disculpa porque durante años, he sido muy recelosa de volver a escucharte.
    Agradecer que con tu poema, le hayas dado forma a un sentir tan difícil de retratar. Gracias...

    ResponderEliminar